Mundos internos, mundos externos



  • Existe un campo vibratorio que conecta todas las cosas.
  • Se le ha denominado Akasha, el OM primordial, la red de Joyas de Indra, la música de las esferas y miles de otros nombres a través de la historia. 
  • Los antiguos maestros védicos enseñaban Nada Brahma: el universo es vibración. 
  • El campo vibratorio está en la raíz de todas las experiencias espirituales verdaderas y de las investigaciones científicas.
  • Es el mismo campo de energía que santos, budas, yoguis, místicos, chamanes, sacerdotes y videntes han observado al observar en su interior.
  • Muchos de los pensadores monumentales de la historia, como Pitágoras, Keppler, Leonardo Da Vinci, Einstein, y Tesla, han llegado al umbral del misterio. 
  • En la sociedad moderna, la mayoría de la humanidad ha olvidado esta sabiduría antigua.
  • Hemos incursionado demasiado lejos dentro del campo del pensamiento, aquello que percibimos como el mundo externo de la forma.
  • Hemos perdido la conexión con nuestros mundos internos.
  • Este equilibrio que el Buda llamaba "El camino intermedio" y Aristóteles "El justo medio", es el derecho inalienable de todo ser humano.
  • Es la raíz común de todas las religiones y el enlace entre nuestros mundos internos y externos.