Google+ Followers

domingo, 27 de octubre de 2013

La Atlántida hallada: Esfinges y pirámides gigantes en el Triangulo de las Bermudas

Quizás eclipsando los descubrimientos de la tumba de Troya y el rey Tut es el descubrimiento de la Atlántida. Ahora, dos audaces científicos, Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki, afirman que lo han encontrado. Descubrieron las ruinas sumergidas de la antigua ciudad en las costas de Cuba. En el pasado distante la región era tierra seca, pero ahora sólo la isla de Cuba se mantiene por encima del agua. La antigua ciudad esta a 600 pies por debajo del océano y el equipo de investigadores liderado por Weinzweig y Zalitzki está convencido de que es la Atlántida, la ciudad perdida por más de 10.000 años.


Atlantis se encuentra en el triángulo de las Bermudas

Dos científicos, Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki, trabajando frente a la costa de Cuba y con un robot sumergible, han confirmado que una gigantesca ciudad existe en el fondo del océano. El sitio de la antigua ciudad — que incluye varias esfinges y al menos cuatro pirámides gigantes y otras estructuras — sorprendentemente se encuentra dentro de los límites de la legendario Triángulo de las Bermudas.

Según un informe de Arclein de Terra Forming Terra, Cuban Subsea Pyramid Complex, la evidencia apunta a que la ciudad se inundó simultáneamente con la crecida de las aguas y el hundimiento de la tierra en el mar. Esto corresponde exactamente con la leyenda de Atlántida.

El desastre pudo haber ocurrido al final de la última Edad de Hielo. A medida que la placa de hielo del ártico se derritio catastróficamente causó que el nivel del mar aumentará rápidamente alrededor del mundo, afectando especialmente el Hemisferio Norte. Las líneas de la costa cambiaron; tierra se perdió; las islas (incluso la isla continente) desaparecieron.

Al final de la última Edad de Hielo el nivel del mar fueron inferiores a los niveles de hoy en día casi 122 metros. Una vez que las aguas comenzaron a elevarse, se aumentaron rápidamente. Teóricamente, ninguna tecnología de entonces o ahora, podría haber salvado la Atlántida de su tumba acuosa. La evidencia de que la tierra, en lo que hoy es el Caribe, también se hundió en el mar concurrentemente parece ser muy cierto.

Arclein observa: "en el momento elevada porciones de la Dorsal Media del Atlántico disminuyó también incluyendo Lyonés y las islas y masa de tierra alrededor de las Azores. Incluso si esto no ha ocurrido, este hundimiento fue lo suficientemente grande.

"Esto habría producido una presión ortogonal forzando el hundimiento de este u oeste. Ya que la dorsal entre Cuba y Yucatán es el punto natural de debilidad entre la subsidencia de la cuenca del Golfo y la subsidencia de la cuenca del Caribe, naturalmente desaparecido en lo profundo. El controlador de todo esto fue los hidrostáticos cambios suscitados por ambos el original cortical cambio de hace 12.900 años que he llamado la Inconformidad del Pleistoceno y la elevación lenta de la cuenca de la Bahía de Hudson propiciada por el final de la Edad de Hielo".

La Crisis de los Misiles Cubana detiene la investigación

Según el periodista Luis Mariano Fernandez la ciudad fue primero descubierta hace décadas atrás, pero todos los accesos a ella fue detenida durante y después de la Crisis de los Misiles.

"El Gobierno de Estados Unidos descubrió el presunto lugar durante la Crisis de los Misiles en Cuba en los años sesenta, los submarinos nucleares de crucero encontraron las estructuras (en el mar profundo) con forma de pirámide en el Golfo. Inmediatamente cerraron el sitio y tomaron el control de él y los objetos, a fin de que no llegarán a manos de los rusos."

El equipo científico de expertos del fondo del océano, arqueólogos y oceanógrafos hallaron ruinas de edificios antiguos de 183 metros por debajo del océano. Dicen que la ciudad es Atlántida.


La evidencia de que la isla de Cuba es el vestigio de una cultura una vez poderosa es apoyada por el descubrimiento de Zalitzki en la isla que contiene símbolos y pictogramas extremadamente antiguos idénticos a los observados en las estructuras submarinas.

Utilizando sumergibles de exploración, descubrieron estructuras piramidales increíblemente enormes similar (incluso mayor que) las pirámides en Giza, Egipto. Estiman que las pirámides de la Atlántida se construyen con piedras de varios cientos de toneladas de peso. Increíblemente la antigua ciudad también tiene magníficas esfinges y "piedras que están dispuestas como en Stonehenge, y un el lenguaje escrito grabado en las piedras," informa Fernández.

Pirámide Atlante que también se encuentra en el triángulo

Otra pirámide gigante coronada con lo que parece un cristal fue descubierto por buzos en el triángulo de las Bermudas. La gigantesca estructura, también es quizás superior a la Gran Pirámide de Keops en Egipto e inicialmente identificada por un médico en la década de 1960, ha sido verificada independientemente por equipos de buceo de Francia y los Estados Unidos. 

Un descubrimiento que reescribe la historia del mundo..¿Podría tal descubrimiento cambiar la visión de la humanidad de la historia? Sí, podría cambiar todo... Fernandez escribe, "eso ha confirmado que las piedras fueron cortadas, talladas y pulidas para hacerlos encajar y así formar estructuras mayores. En las inscripciones extrañas, algunos de ellos similares a los jeroglíficos egipcios, se sabe muy poco, excepto que son muy abundantes y se encuentran en casi todas las partes del campo. También han aparecido símbolos y dibujos cuyo significado es desconocido."

La exploración de la Atlántida, llamado Proyecto Exploramar, se está expandiendo para descubrir más de los misterios de la mega-ciudad. Hablando con un científico sobre la posibilidad de que las ruinas son, de hecho, la Atlantis, Fernandez informa que el experto respondió: "... en Yucatan las culturas de hoy es posible que aun queden los aborígenes de esos lugares quizá los Olmecas o alguna civilización muy primitiva de Yucatán, la parte norte de América Central — se originó según ellos en una isla que se hundió por un cataclismo. Esta isla se llama Atlanticú."

También se adapta a las historias sobre la repentina desaparición de la Atlántida maravillosa.


Atlanticú. Atlantis. Los nativos aborígenes todavía lo llaman en su historia.

Durante una entrevista acerca de la exploración de la mega-ciudad, Fernández preguntó al científico Pauline Zalitzki sobre la civilización que la construyó.

"Cuando nosotros publicamos la primera vez la noticia de este hallazgo la Universidad de Veracruz se interesó por nuestro trabajo y las imágenes que habiamos grabado de esas estructuras en el fondo del mar. Concretamente el Instituto de Antropología de esta Universidad me invitó a unas excavaciones que ellos estaban realizando sobre piezas y ruinas de la civilización Olmeca ..."

"Cuando vieron estas imágenes submarinas encontraron similitudes y paralelismos con las ruinas encontradas en estas excavaciones que el Instituto estaba llevando a cabo."

"Los Olmecas y otros pueblos primarios nativos tienen todos una morfología que marcan su llegada del continente del Este. Quiere decir esto que venian de la dirección de Cuba, y tuvo que producirse en un terremoto muy grande donde sus tierras se hundieron. Las morfologías de ellos nos indican que pertenecen a tres familias que se salvaron. Una de estas familias llegaron a las costas de Veracruz, que se suponen son los Olmecas. Otras llegaron a Centro América y viajaron hasta las costas del Pacífico, y estas familias crearon la civilización de las Américas tal y como la conocemos hoy en dia, porque ellos distribuyeron todos sus conocimientos."

"Cuando estos antropólogos vieron las imágenes submarinas de esta “ciudad” y vieron en algunos monolitos de piedra algunos símbolos e inscripciones ellos lo identificaron con motivos olmecas. Se quedaron muy sorprendidos".

Los Olmecas delegados de los supervivientes de la Atlántida, una gran cultura superior destruido por una gran inundación en el final de la edad de hielo. El mundo fue reformado y fue destruido un super-civilization, recordado por milenios en leyendas y en una referencia al pasar por el filósofo Platón.

Sin embargo la Atlantis era real, es real: los científicos Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki la han encontrado.

[Before its News]

domingo, 13 de octubre de 2013

Los gigantes pelirrojos de la temprana América del Norte

Pocos Americanos en la actualidad son conscientes de que una vez verdaderos gigantes recorrieron esta tierra - seres humanos gigantes de cabello rojo. La mayoría de los estadounidenses creen que los nativos Americanos fueron los primeros habitantes del continente de América del Norte. Sin embargo, hubo otros - una raza mucho más antigua que caminaba por las colinas, los valles, las llanuras y desiertos de la América precolombina.

La evidencia de seres humanos gigantes - personas de siete a doce pies de altura - existe en registros fósiles, herramientas y otros artefactos recuperados de excavaciones arqueológicas. Esqueletos gigantes han impresionado y asustado a los investigadores, y los exploradores desde el siglo XVI.

Algunas tribus nativas de América todavía recitan las leyendas de los gigantes y cómo sus antepasados lucharon guerras en contra de ellos; cuando llegaron a América del Norte hace 15,000 años, los gigantes ya estában aquí. Otros, como los Aztecas y los Mayas registran sus encuentros con una raza de gigantes hacia el norte cuando se aventuraron a salir en expediciones.



Los exploradores Europeos conocen gigantes vivientes

Los primeros exploradores occidentales que escribieron sobre los gigantes de América del Norte incluye Magallanes, Sir Francis Drake, el explorador español Desoto, y Byron Commodore el abuelo del famoso poeta Lord Byron. No todos los encuentros con los gigantes fueron autopsias. Un avistamiento bien documentado por Magallanes se produjo en 1520 cerca del puerto de San Julián, México. Ahí, Magallanes y su tripulación se encontraron con un gigante pelirrojo que estaba cerca de diez pies de altura, al cual Magallanes describió tener una "voz como un toro". Más tarde, Magallanes se enteró por los nativos de tamaño normal que el gigante pertenecía a una tribu vecina. Sorprendentemente, los registros de Magallane muestran que él y su tripulación capturaron a dos de estos gigantes vivos y los llevaron a bordo de su buque con la intención de llevarlos a Europa. Desafortunadamente los gigantes se enfermaron y los dos murieron durante el viaje. Magallanes tiro los restos en el mar.

Cincuenta y ocho años más tarde, algunos gigantes todavía vagaban por San Julián. Nada menos que Sir Francis Drake registro encontrar varios hombres de pelo rojo con nueve pies de altura. En los años venideros, más exploradores y marineros también reportaron ver gigantes caminando por esa zona.

Dos exploradores menos conocido, Jacob Le Maire y Schouten Wilhelm, descubrieron un esqueleto intacto de un par de seres humanos de nueve pies. Cada uno de ellos entraron en descripciones meticulosas de los esqueletos en sus diarios. ¿Si una raza de gigantes en su mayoría de cabello color rojo vivió en las Américas durante muchos siglos, no deberian sus restos y artefactos - por no hablar de los sitios donde vivían - siguir estando ahi? ¡Ahi siguen! Y muchos se encuentran en los "túmulos"...

7 sistemas antiguos de escritura que aún no han sido descifrados

Los eruditos de la Universidad de Oxford recientemente han solicitado ayuda al público para descifrar lo que sería el lenguaje escrito más antiguo. Planean mostrar, en imágenes de alta calidad, tablillas de arcilla cubiertas de símbolos protoelamitas, una escritura utilizada hace 5.000 años en el área que ahora corresponde a Irán. Una de las razones por las cuales estas tablillas han sido tan difíciles de decodificar es que están llenas de errores, haciendo difícil la tarea de encontrar patrones. Los estudiosos esperan que a través de la colaboración abierta de la gente se puedan hallar algunas pistas.

Escritura protoelamita

Mientras tanto, a continuación les presentamos otras 7 escrituras que jamás han sido descifradas y que quizás el lector encuentre interesante, ya sea para intentar decodificarlas o bien por pura curiosidad...

sábado, 5 de octubre de 2013

La reencarnación desde el punto de vista científico.

De entrada nos serviría un concepto que es importante destacar: el cuerpo “físico” no existe. Este se hace “materia” sólo dentro de nuestro cerebro como una ilusión sensorial, ya que la física cuántica ha demostrado que todo lo que compone nuestro universo es energía e información. La señal que se hace información en nuestro cerebro es constituida por las diversas frecuencias a las que vibra la energía, que una vez captadas por  nuestro aparato perceptivo se transforman en las “formas” que vemos.

Entender ésto es fundamental para saber que cuando hablamos de cuerpo, en realidad estamos hablando de un campo electromagnético de energía que vibra. Nada más, ni nada menos.

Es un buen tema el de la reencarnación, ya que en estos tiempos, las fronteras entre la ciencia y el espíritu se están difuminando cada vez más. Algunos científicos que han tenido experiencias cercanas a la muerte y  han hablado de una vida más allá de la muerte física, y  algunos estudios de otros científicos que apoyan la posibilidad de la reencarnación del espíritu o conciencia en otro cuerpo diferente.




El Dr. Ian Stevenson, médico y psicoanalista ya fallecido,  es el referente científico sobre el tema de la reencarnación. Con un equipo de la Universidad de Virginia, dedicó cuarenta años a investigar a miles de niños que dicen recordar vidas pasadas...

Los otros triángulos de las Bermudas



Desde tiempos inmemoriales, se cree que el océano es un ambiente hostil y peligroso para el hombre. Así como en la tierra, existen algunas áreas del océano que han experimentado una serie de anomalías y misterios.

El área más popular para los fenómenos enigmáticos que lo caracterizan, es seguramente el del triángulo de las Bermudas, un área del Océano Atlántico cuyos vértices son representados por el archipiélago de las Bermudas, la Isla de Puerto Rico y la punta de la península de Florida.


Varios enigmáticos fenómenos han sido descritos por marineros y aviadores a lo largo del tiempo. Incluso Cristobal Colón escribió en su diario que vio misteriosas bolas de luz flotando en las aguas de esta misteriosa parte del Océano Atlántico. Los investigadores han postulado varias hipótesis para justificar los fenómenos que desafían las leyes de la física y la misteriosa desaparición de aviones y buques: la presencia de un túnel de espacio-tiempo, distorsiones magnéticas de un fenómeno que aún se desconoce.

Hay quienes piensan que en la parte inferior del triángulo de las Bermudas existe una gigantesca pirámide de cristal, un generador de energía antigua el cual provocaría el mal funcionamiento y que sería un remanente de la mítica civilización de la Atlántida, hundida hace 13 mil años en el océano Atlántico. [Ver: Gigante pirámide de cristal descubierto en el Triángulo de las Bermudas] Pero ¿Que si las Bermudas no es el único lugar del planeta donde existen estos misteriosos y enigmáticos fenómenos?...


La cara oculta del gigante lunático

El origen de la Luna es uno de los misterios sin resolver aun por la ciencia, ya que  ninguna de las tres hipótesis que barajan los científicos parece ser resolutiva.Visto el conjunto de anomalías y misterios de la Luna, muchos científicos han determinado que de una manera u otra, la Luna tiene origen atificial y que tuvo que haber sido puesta en órbita alrededor de la Tierra.

Una de las más interesantes y arriesgada de estas teorías es la que, en los años 60, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, de la Academia Soviética de Ciencias elaboraron  y que fue publicada en la revista soviética Sputnik. Estos dos científicos afirmaron que la Luna no es un satélite natural de la Tierra, sino un inmenso planetoide hueco, realizado por alguna civilización perdida muy avanzada, y colocado en órbita alrededor de la Tierra hace muchos siglos. El tratar de determinar exactamente cuándo se llevó a cabo esta grandiosa obra, quiénes fueron sus autores y cuál fue su finalidad está más allá de la teoría de estos científicos. Aunque esta teoría parezca descabellada, lo cierto es que explica, mejor que ninguna, muchos de los misterios de la Luna . Pero no contentos con la idea básica de artificialidad,  estos científicos especularon:

"…parece probable que tengamos aquí una nave espacial muy antigua, cuyo interior contenía combustible para las máquinas, materiales y accesorios para los trabajos de reparaciones, instrumentos de navegación, equipos de observación y todo tipo de maquinaria. Con casco artificial doble preparado para el golpeo de meteoritos y las temperaturas extremas: la base, un denso armazón blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre él una cubierta menos compacta y más fina, de unos 4,5 Km. Pero la proporción mayor de masa lunar está concentrada en la parte central de la esfera que tiene un diámetro de unos 3.100 Km. Así pues, entre el fruto y la cáscara de esta nuez hay una distancia de unos cien kilómetros. Este espacio estaba sin duda lleno de gases necesarios para la respiración y para otros fines tecnológicos..."

Aunque, su máximo exponente ha sido el escritor Don Wilson, autor del libro La Luna, una misteriosa nave espacial, un relato que rompe por completo todos los esquemas y todas las teorías establecidas por científicos, astrónomos, físicos y otros especialistas en el campo de la investigación de los elementos que constituyen el espacio exterior tal y como es conocido por la raza humana.


La naturaleza de este colosal gigante, es intrigante y desconcertante a su vez. Se han podido recopilar miles de fotografías de OVNI’s que sobrevolaban su superficie, se han podido observar esferas de alta intensidad lumínica haciendo maniobras imposibles a varios miles de kilómetros por hora, algo que está sólo al alcance de dispositivos voladores construidos mediante ingeniería extraterrestre que cuentan con generadores de agujeros de gusano, sistemas de propulsión avanzados que inhiben los campos gravitacionales, circunstancia que provoca una aceleración súbita de estas naves que permite que los ingenios puedan alcanzar cifras astronómicas si hablamos de velocidad…

Algunos datos indican que algunas regiones internas de la Luna son menos densas que el exterior, dando lugar a la especulación inevitable que podría ser hueca.

Algunas de estas afirmaciones provienen del hecho de que cuando los meteoritos impactan la Luna, esta suena como una campana. Más específicamente, cuando la tripulación de Apolo, el 20 de noviembre de 1969, lanzó el módulo lunar, después de regresar a la nave, el impacto del módulo con la Luna hizo que sus equipos de sísmica registraran una reverberación continua como una campana por más de una hora...


Teorías de la Tierra Hueca

Todo empezó en 1970, cuando la Administración del Servicio de Ciencia del Medio Ambiente (ESSA) de los Estados Unidos publicó en la prensa unas fotografías tomadas por el satélite ESSA-7 correspondientes al Polo Norte. Una de las fotografías aparecía con el cielo despejado y revelando un enorme agujero dónde debería haber estado el Polo. Estas fotografías causaron gran controversia entre la gente, que se preguntaba qué pintaba un agujero perfectamente redondo sobre el Ártico.

Fue entonces cuando el editor y ufólogo de la revista Flying Saucers, Ray Palmer, encontró en la fotografía publicada por la NASA un motivo sustancial para llevar a cavo las teorías de civilizaciones avanzadas subterráneas.


Por otra parte está la história del Almirante Richard E. Byrd. Este explorador polar dejó constancia en su diario personal, la experiencia que había vivido al sobrevolar uno de los Polos en el año 1928. Allí, relata el piloto, fue testigo de la existencia de valles maravillosos y la presencia de animales prehistóricos.

Estas vivencias impactaron al gran público, que empezó a cuestionarse si la teoría de la Tierra hueca sería cierta. A raíz de la experiencia de Byrd, Amadeo Giannini escribió varios artículos y libros como Mundos más allá de los Polos,  en los que teorizaba que Byrd no había sobrevolado el Ártico, sino que había penetrado por uno de los agujeros que llevan al centro de la Tierra por error.

Fue entonces cuando Ray Palmer, basándose principalmente en el libro mencionado de Giannini, publicó esta teoría en el número de diciembre de 1959 de su revista, mandeniendo una voluminosa correspondencia al respecto.

Según Giannini y Palmer, durante su supuesto vuelo sobre el Polo Norte en 1947, el vicealmirante Byrd comunicó por radio que veía debajo de él que no era nieve, sino áreas de tierra con montañas, bosques, vegetación, lagos y ríos y, entre la maleza, un extraño animal que parecía un mamut...

¿Existe una explicación científica de los fantasmas?

Esta es una pregunta muy frecuente y todos hemos escuchado, seguramente en más de una ocasión, alguien que habla de fantasmas, espíritus, apariciones o cosas por el estilo, pero ¿qué dicen las ciencias sobre este fenómeno?

Antes que nada me gustaría que todos tengan en cuenta que parte fundamental de las ciencias es buscar la respuesta a las interrogantes e inquietudes de la humanidad. Por lo que la pregunta, al igual que esta publicación, es más que válida.




Habiendo aclarado esto les cuento que poco tiempo atrás, aquí en OjoCientífico, me dediqué a contestar una pregunta de orden similar: ¿existe una explicación científica al fenómeno OVNI? Allí estuvimos analizando cuáles eran las posibles explicaciones a muchos de los sucesos que la gente tiende a considerar como algo sobrenatural o inexplicable.

Hoy te invito que volvamos a intentar explicar lo inexplicable analizando el mundo de lo que se suele considerar como apariciones espectrales y contestando la pregunta sobre si ¿existe una explicación científica de los fantasmas?...

Ovnis, Extraterrestres y la cuestión del Contacto

El fenómeno OVNI es un tema bastante esquivo. A pesar de los muchos años de encuentros documentados, aún no hay ninguna confirmación por parte de alguna autoridad oficial, por la ciencia predominante o Gobierno, de que tal vez esté aconteciendo algo de otro mundo. Al contrario, cada vez que el tema surge es ridiculizado y esquivado. Sin embargo, la mayoría del público en general cree que los extraterrestres y ovnis existen y que el Gobierno está ocultando información.

Muchas personas han tenido avistamientos ovnis por su cuenta. Sin embargo, la mayoría de las personas no le dan mucha atención o reflexionan, creyendo que de todos modos no nos afecta y que lidiaremos con ello una vez que el contacto oficial se establezca.

¿Pero qué pasa si el fenómeno OVNI no es como pensamos que es, sino que ha influido a la humanidad y al mundo desde hace miles de años? ¿Cuáles serían las repercusiones?

Nuestras perspectivas y vidas existentes, ciencia y religiones, espiritualidad y evolución, conciencia y psicología, así como también la realidad tal como la conocemos, saltarán a toda una nueva compresión cuando miremos profundamente el fenómeno OVNI y la probabilidad de que una alta inteligencia extraterrestre afecte nuestro mundo. Quizá no seamos el principal espectáculo de la Tierra, y quizá no estemos en la cima de la cadena alimenticia. No olvidemos que no hace mucho creíamos que la Tierra era plana. ¿Qué más descubriremos?




En general, es imposible enfrascarse en cualquier discusión sobre este tema con personas que desechan algo inmediatamente, sin haber considerado sinceramente las evidencias e investigaciones. No sirve de nada sólo discutir creencias y puntos de vistas. La discusión sólo es constructiva cuando no está limitada por las preferencias personales, creencias o una cosmovisión condicionada.

Una mente abierta y objetiva es esencial cuando se busca la verdad.

Con eso presente también debemos ser perspicaces, porque la verdad, a menudo, está mezclada con mentiras, sobre todo en un tema que está fuera de lo que se acepta social y culturalmente. Es un gran pantano, pero el buscador sincero que se aproxime al tema con una mente crítica, puede ver que, sin lugar a dudas, algo de otro mundo está sucediendo... y ha estado sucediendo durante algún tiempo.

La pregunta es ¿cómo separar la verdad de las mentiras?, ¿cómo podemos descubrir lo que esta sucediendo realmente en este atrayente asunto?, ¿qué sabemos realmente? y ¿qué creemos o asumimos?...

Hay un asunto importante que se debe tener en consideración cuando se trata con cualquier tipo de tema marginal: nuestro propio nivel de condicionamiento cultural. Mucha gente proyecta una cierta imagen típica en el fenómeno extraterrestre basada en películas de Hollywood y literatura de ciencia ficción, lo que mayormente tiende a humanizar en cierta medida a los seres extraterrestres inteligentes y los mantiene en un nivel muy físico donde los extraterrestres supuestamente vienen de otros planetas y actúan con cualidades humanas. Lo que vemos en los medios de comunicación afecta a cómo vemos este tema, incluso aunque sólo sea a nivel inconsciente. El condicionamiento a través de la cultura oficial que ha dramatizado este tema es profundo y muy extendido. Esto no puede ser subestimado.

Tenemos que entender este vasto condicionamiento, así como el inmenso ridículo público hacia este tema, donde la mayoría de los avistamientos se están explicando como anomalías climáticas, el planeta Venus o globos meteorológicos. Sin embargo, muchas personas sí creen en los ovnis. Pero, ¿qué es lo que sabemos realmente acerca de la intención de estos "visitantes"?

Hay una gran diferencia entre la creencia y el conocimiento. ¿Qué es lo que realmente sabemos y qué es lo que solamente creemos o asumimos? Nunca debemos subestimar la trampa del pensamiento deseoso y/o la negación.

Mirar a todo con lo que los budistas llaman "mente de principiante" ayuda en el proceso de descubrir la verdad. Sin ideas preconcebidas o suposiciones, sino que mirarlo tal cual es, comparando los datos e investigaciones, usando la lógica y la intuición por igual. Separando desinformación de información confiable, lentamente uniendo las piezas de este rompecabezas. Obviamente es un tema donde nadie tiene el panorama completo, y aún hay mucho por descubrir. Pero en cierto punto, cuando tienes cierta cantidad de piezas puedes empezar a ver como aparece una imagen.

Veamos algunas de estas piezas y cómo podría llegar a ser la imagen...


martes, 1 de octubre de 2013

La Ciencia y la Telepatía

La telepatía es un fenómeno parapsicológico que consiste en la comunicación directa de pensamientos (palabras, números, figuras, etc) y/o sentimientos entre una mente y otra sin uso alguno de medios sensoriales y al margen de la distancia que pueda haber entre emisor y receptor y de los obstáculos materiales (paredes, montañas, etc) que se encuentren entre ambos.

El primero en darle el nombre actual fue uno de los fundadores de la Sociedad de Investigaciones Psíquicas: Frederick Henry Myers, que en 1882 introdujo el término en un artículo publicado en Proceedings of the Society for Psychical Research. Myers bautizó al fenómeno inspirándose en términos (‘telecomunicaciones’, ‘teléfono’, ‘telégrafo’) ligados a la eclosión tecnológica de la época, lo definió como “la comunicación de impresiones de cualquier tipo de una mente a otra que se realiza con independencia de las vías sensoriales comunes”.
¿Es posible trasmitir pensamientos? Aunque la ciencia no acepta la telepatía numerosos experimentos han arrojado datos realmente interesantes que difícilmente pueden ser explicables por la teoría de la probabilidad o la ciencia como actualmente la conocemos.

La cuestión no es tan simple como parece pues no solo que la telepatía está asociada a la percepción extrasensorial y a la cognición anómala sino que además, al menos según la óptica del Esoterismo, la telepatía está vinculada al funcionamiento de ciertos chakras. Además aunque sea a través de voces extraoficiales, se ha intentado dar una explicación científica al fenómeno a través de explicaciones de física cuántica; pero no se ha alcanzado una explicación demostrable y que se confirme como algo que vaya más allá de la mera especulación abstracta a partir de conceptos científicos, razón por la cual las explicaciones pretendidamente científicas han permanecido envueltas en el velo de la pseudociencia....