Google+ Followers

domingo, 24 de noviembre de 2013

Stonehenge: descubren el origen de las piedras

Los geólogos confirmaron que provienen de la colina Carn Geodog a 1,6 kilómetros de distancia de donde se creía se originaban.



Geólogos en Gales identificaron la fuente de las piedras usadas para construir Stonehenge, comunicaron a la publicación local Western Mail el 19 de noviembre. Las piedras fueron transportadas desde una colina en Pembrokeshire, Gales, Reino Unido, a unos 241,4 kilómetros del lugar de Stonehenge y como a 1,6 kilómetros de distancia de donde se creía previamente era su origen.

El equipo de geólogos, conformado por el Dr. Richard Bevins, encargado de Ciencias Naturales en el Museo Nacional de Gales, el Dr. Rob Ixer de la Escuela Universitaria de Londres; y el profesor Nick Pearce de Aberystwyth, recibieron confirmación la semana pasada del Diario de Ciencia Arqueológica de que sus hallazgos fueron verificados.

Anteriormente se creía que las piedras provenían de otra colina llamada, Carn Meini, basado en investigaciones de H.H. Thomas en 1923. Las técnicas de investigación se hicieron más avanzadas, por lo que a través de una comparación de las radiografías tomadas de muestras de Stonehenge y de una colina llamada Carn Geodog, los geólogos confirmaron esta colina como la fuente.

Aún no está claro cómo se transportaron las piedras, quizá por los seres humanos o por movimientos naturales de la roca durante el anterior Periodo de Hielo. Una vez identificado el sitio de origen, puede ayudar en la búsqueda de evidencias sobre cómo se desplazaron las rocas...

“Si se transportaron durante la última Era de Hielo, debería existir evidencia física”, dijo Bevins al Western Mail.

La investigación de los geólogos será publicada en el Diario de Ciencia Arqueológica en unos seis meses.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Mundos internos, mundos externos



  • Existe un campo vibratorio que conecta todas las cosas.
  • Se le ha denominado Akasha, el OM primordial, la red de Joyas de Indra, la música de las esferas y miles de otros nombres a través de la historia. 
  • Los antiguos maestros védicos enseñaban Nada Brahma: el universo es vibración. 
  • El campo vibratorio está en la raíz de todas las experiencias espirituales verdaderas y de las investigaciones científicas.
  • Es el mismo campo de energía que santos, budas, yoguis, místicos, chamanes, sacerdotes y videntes han observado al observar en su interior.
  • Muchos de los pensadores monumentales de la historia, como Pitágoras, Keppler, Leonardo Da Vinci, Einstein, y Tesla, han llegado al umbral del misterio. 
  • En la sociedad moderna, la mayoría de la humanidad ha olvidado esta sabiduría antigua.
  • Hemos incursionado demasiado lejos dentro del campo del pensamiento, aquello que percibimos como el mundo externo de la forma.
  • Hemos perdido la conexión con nuestros mundos internos.
  • Este equilibrio que el Buda llamaba "El camino intermedio" y Aristóteles "El justo medio", es el derecho inalienable de todo ser humano.
  • Es la raíz común de todas las religiones y el enlace entre nuestros mundos internos y externos.


Los Anunnaki nunca se fueron

"En busca de la verdad" es un documental que trata de recomponer como si de un rompecabezas se tratara, la verdadera historia del hombre. Pensamos que viene un cambio de era, con un nuevo orden mundial en el que los dueños del mundo pretenden devolvernos a la edad oscura de la edad media. Van a exterminar a más de la mitad de la población mundial...



Diez fenómenos inexplicables en la comunidad científica

Mediante el desarrollo y los logros de la ciencia moderna, la humanidad ha llegado a creer que la ciencia tiene el poder de explicar todas las cosas que existen en nuestro planeta y en nuestro universo.
Al mismo tiempo que la ciencia moderna ha desarrollado la habilidad de explorar el espacio y descubierto curas para muchas enfermedades, la humanidad se ha sobrecogido ante su poder.
Como muchos de los grandes misterios en nuestro mundo y en nuestro universo siguen sin resolverse, nuestra ciencia de repente parece, bueno… limitada.


Pero recordemos que aunque muchos fenómenos en el mundo sí tienen explicaciones comprobables por la ciencia, no todos ellos pueden ser explicados por los conocimientos científicos actuales. Como muchos de los grandes misterios en nuestro mundo y en nuestro universo siguen sin resolverse, nuestra ciencia de repente parece, bueno… limitada.

Por ejemplo, la ciencia aún no ha dado una respuesta firme al proceso de la formación original del universo. Tampoco puede explicar la formación de las creencias religiosas. Entrando en el dominio de lo sobrenatural, hay manifestaciones misteriosas que no han tenido una explicación científica plausible, debido a que los métodos científicos no se pueden aplicar para medir y estudiar tales fenómenos.

Revisemos algunos de estos inexplicables prodigios, recordando que la naturaleza en sí misma es maravillosa y que muchas cosas aún continúan en el misterio....

El enigmático magnetismo terrestre

La historia de la ciencia conocida nos dice que hasta el siglo XVI el hombre no se planteó que la Tierra se comportaba como un gigantesco imán. Desde entonces, diversos científicos se aplicaron al estudio del magnetismo terrestre, contribuyendo de manera fundamental a aumentar el conocimiento y la comprensión de este fenómeno. En este artículo intentamos explicar lo que representa el campo magnético terrestre y su relación con nuestra existencia en este planeta, en el pasado, en el presente y en el futuro.

Para tener una primera visión de la importancia del magnetismo terrestre en la vida del planeta, debemos hacer referencia a que el investigador Maurice Cotterell ha hecho un largo y detallado estudio sobre la actividad de las manchas solares y de las erupciones solares cuando el Sol está proyectando energía magnética enormemente poderosa. Esto ha sido fotografiado como gigantescos bucles de fuego, algunos de 160.000 km de alto. Esta energía viaja a la tierra en el viento solar y puede afectar sistemas de computadoras y causar cortes de energía. De no ser por los cinturones de Van Allen, las zonas de radiación que rodean la Tierra  y que se conectan con el campo magnético del planeta, la energía del Sol literalmente nos freiría. 


El magnetismo es un fenómeno físico por el que los materiales ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales. Hay algunos materiales conocidos que presentan propiedades magnéticas significativas, como el hierro, níquel o cobalto y sus aleaciones, que comúnmente reciben el nombre de imanes. Sin embargo todos los materiales son influidos, de alguna manera, por la presencia de un campo magnético. Cada electrón es, por su naturaleza, un pequeño imán e innumerables electrones de un material están orientados aleatoriamente en diferentes direcciones. Pero en un imán casi todos los electrones tienden a orientarse en la misma dirección, creando una fuerza magnética grande o pequeña dependiendo del número de electrones que estén orientados. Además del campo magnético propio del electrón, algunas veces también hay que tener en cuenta el campo magnético debido al movimiento orbital del electrón alrededor del núcleo. Este efecto es similar al campo generado por una corriente eléctrica que circula por una bobina. En general el movimiento de los electrones no da lugar a un campo magnético en el material, pero en ciertas condiciones los movimientos pueden alinearse y producir un campo magnético total medible...

Karma y retroalimentación de la Realidad

Sincronicidades, señales y números

Las sincronicidades son coincidencias tan extrañas y significativas que no puedes evitar pensar “\uau, qué extraño\” cuando sucede. Lejos de ser una casualidad, las sincronicidades están fabricadas para que tú repares en ellas.

Te comunican un mensaje de forma parecida a como lo hacen los símbolos de un sueño. Después de todo, la realidad despierta es tan sólo un gran sueño colectivo del cuál tan sólo una pequeña porción te pertenece, y esta porción es de donde proceden tus sincronicidades. 

Pueden ser enviadas por tu yo superior o por cualquier otro ser fuera de nuestra realidad física. En ocasiones incluso tus propios pensamientos o sentimientos las desencadenan.

Lo que significan las sincronicidades (“sincros”) depende de cuando y cómo ocurren. Pueden rodear momentos de tu vida en los que ganes nuevas y más profundas ideas. 

O pueden tender a presentarse horas o días antes de que se presente una situación personal emocionalmente tensa. Lo que ambos tienen en común es que son respuestas a cambios tuyos profundos y repentinos. Cuando te iluminas con una nueva realización, cambias para siempre, al igual que cuando aprendes lecciones de una experiencia dolorosa o estresante.

Este rápido cambio en tu alma crea una onda de choque que sacude la realidad que te envuelve tanto en el futuro como en el pasado, y de igual manera que sacudir un manzano hace que caigan las manzanas, sacudir la realidad causa que caigan sincronicidades en el lugar. Estas son “sincros de retroalimentación” las clases de sincros más habituales, las que te dan retroalimentación de lo que estás haciendo o de lo que se avecina...

El poder de la mente sobre la Materia

El Dr. Konstantin Korotkov ha estado estudiando el campo de energía humana y afirma que las personas pueden cambiar el mundo, simplemente usando su propia energía.

Aunque esta idea no es nueva, no muchos se han tomado el tiempo necesario para ir probando científicamente estas ideas, aunque el campo de la física cuántica ha arrojado algo de luz sobre el tema en los últimos años. 

Princeton y científico ruso revelan secretos del Aura humana y las intenciones


El profesor de física en la Universidad Técnica de San Petersburgo, establece que cuando tenemos pensamientos positivos y negativos, cada uno tiene un impacto diferente en nuestro entorno.
“Estamos desarrollando la idea de que nuestra conciencia es parte del mundo material y que, con ella podemos influir directamente en nuestro mundo”, dijo el Dr. Konstantin Korotkov.

No podemos ver la energía fácilmente con el ojo humano y por lo tanto el mundo de la energía invisible puede ser difícil de comprender para la mente sin mediciones científicas para comprobar lo que está sucediendo. Tal vez por eso el estudio de la conciencia que afecta a nuestra realidad ha estado prácticamente intacto durante tanto tiempo. Para ayudar a crear un puente entre nuestro mundo físico y lo invisible, los experimentos científicos usando una técnica llamada fotografía-bioeléctrica se están llevando a cabo. 

En estos experimentos, se supone que los estados del cuerpo humano y de la conciencia están constantemente emitiendo energía. Siguiendo esta hipótesis, la fotografía-bioeléctrica tiene como objetivo captar estos campos de energía que se ven como una luz en todo el cuerpo. En el mundo metafísico esta emisión de energía se conoce como el aura de una persona, mientras que en el campo científico, a menudo es referido como nuestro campo de energía.

Investigación de Princeton

El Dr. Korotkov no es el único que ha estudiado los efectos de la mente humana, los pensamientos y la energía en el medio ambiente circundante. La Princeton Engineering Anomalies Research (PEAR) también ha estado tratando de envolver la cabeza en torno al tema y han llegado a la conclusión de que la mente tiene de hecho una capacidad sutil para influir en el resultado de los dispositivos conocidos como generadores de eventos aleatorios (REGs).

Un proyecto que empezó cuando un estudiante tuvo curiosidad por estudiar los efectos de la mente humana y la intención en el medio ambiente circundante, se convirtió en un riguroso laboratorio de pruebas donde el Dr. Robert Jahn y su asistente de laboratorio pasaron muchas horas experimentando para determinar si la mente tiene un efecto en nuestro mundo físico. Jahn y su asistente fueron capaces de determinar que la interacción de la mente humana con las máquinas demostraron una relación que no es de naturaleza física. La mente era capaz de afectar y cambiar los resultados de la máquina de manera que estaba fuera de lo explicable. En esencia, la conciencia estaba teniendo un efecto en el mundo físico.

Para determinar los efectos de la intención de la mente en el mundo físico, construyeron varias máquinas llamadas generadores de números aleatorios. La máquina esencialmente podía imitar el lanzamiento de una moneda al aire y registrar los resultados en el tiempo. La máquina realiza 200 lances por segundo y produce un promedio de 100 como uno esperaría. Desatendida, la máquina seguiría produciendo resultados que sugerían un 50% de probabilidades de producir cara o cruz. El interesante resultado se produjo cuando la intención humana comenzó a interactuar con la máquina. Lo que antes era una posibilidad aleatoria de 50/50 de producir cara o cruz comenzaron a desviarse de las expectativas cuando el observador puso la intención de que los números fueran más altos o más bajos. Si bien los efectos de la mente sobre las máquinas no era grande, era suficiente cómo para que la física moderna no pueda explicar qué es exactamente lo que está sucediendo. Tal vez este es el lugar donde el mundo cuántico puede arrojar luz.

http://www.wakingtimes.com/2013/09/10/mind-matter-princeton-russian-scientist-reveal-secrets-human-aura-intentions/

La armonía del ecosistema

Asistimos a una de las transformaciones más extraordinarias y terribles en la historia del planeta y sin embargo, a pesar de estar frente a nuestros ojos nos resulta bastante difícil de verla en toda su magnitud. Estamos alcanzando una nueva era geológica denominada “Antropoceno” producto del sistema urbano-agro-industrial mundial.  Fernández Duran describe con gran detalle en uno de sus textos (1) este proceso sin precedente conocido, en que la especie humana ha conseguido alterar el sistema ecológico y geomorfológico local, no solo en términos de clima o biodiversidad sino toda la apariencia del paisaje a una escala inmensa,  todo esto ha sido posible gracias a la disponibilidad de combustibles fósiles, como petróleo y carbón, que han permitido mover un proceso gigantesco de acumulación de capital que ha sufrido una merma desde los años setenta.

Somos el medio para que el cosmos se conozca a sí mismo, de no mantenerse el equilibrio en nuestra atmósfera, no habría futuro para la tierra


La especie humana, o mejor dicho la clase dominante dentro del sistema capitalista, valiéndose de la producción ideológica de consenso o la coerción, se las ha arreglado para mantener un sistema que ha consumido solo en el siglo xx más energía y recursos que en toda la historia de la humanidad. Una sola especie ha logrado desestabilizar de tal manera el equilibrio ecosistémico que sectores claves para el mantenimiento de la vida están gravemente amenazados, gracias a las industrias energéticas, pesqueras, forestales y agrícolas entre otras...

El secreto de las siete Leyes Universales

Existen siete Leyes Universales bajo las cuales se rige el Universo. Tres leyes son inmutables, y cuatro son transitorias, mutables. Tal y como se enuncia en el Kybalion, “todo el Universo existe bajo la virtud de estas Leyes que forman el marco completo y unen el todo”. Conocer las Leyes Universales y la Ley de la Atracción, aprender como trascender las leyes mutables, es la llave que nos abre la puerta a cambiar las circunstancias de nuestra vida, de forma que podremos crear conscientemente nuestra propia realidad y nuestra maestría personal.




Las siete Leyes Universales gobiernan absolutamente todo lo que nos rodea. El Universo existe en armonía con estas Leyes. Cuando una persona comprende, asimila e integra estas Leyes, experimentará una transformación en todas las áreas de su vida y le llevará a un nivel muy por encima del que pudiera haber imaginado.

Estas leyes provienen de las tradiciones Herméticas y ligadas también a la filosofía Védica de la India. Combinan por tanto una parte del mundo místico occidental y oriental. Se transmitían oralmente desde hace 5000 años en el Antiguo Egipto y Grecia. Estas enseñanzas compartían las 7 Leyes Universales, aunque no se mencionaban de forma estructurada y explícita. No hay ningún texto en el que se mencionen explícitamente las 7 Leyes Universales, hasta 1908, como veremos a continuación...

El otro gran misterio de la Isla de Pascua

Cuando los europeos llegaron a la isla de Pascua, encontraron un lugar erosionado y pobre donde los moais, aquellas gigantescas cabezas erigidas por los lugareños a lo largo de la costa, suponían todo un reto a la lógica y a lo que cabría esperar de una población primitiva emparentada con los polinesios, que había vivido aparentemente aislada en aquel remoto punto perdido del Pacífico. Pero no fue lo único que les llamó la atención. 

Con el tiempo, la llegada de sucesivos colonizadores y misioneros, se fueron descubriendo evidencias de una historia turbulenta y que se perdía en el origen de los tiempos, y que daba una idea diferente de lo que había sido Pascua, también conocida como Rapa Nui.


Los moais no son el único enigma que rodea a la isla de Pascua. A mediados del s. XIX, se descubrieron en diversas cuevas de la isla unas tablillas con inscripciones jeroglíficas. Se trata de tablas de madera –lo que ha confirmado la existencia de árboles en la isla–, con glifos que representan seres animados y plantas cuya disposición recuerda a inscripciones etruscas y sumerias. 

Se desconoce su significado, pero los estudios realizados en ellas revelan resultados tan llamativos como la semejanza que podrían tener con un tipo de escritura localizado en el Valle del Indo, cuna de una de las primeras civilizaciones de la Historia de la humanidad... 

La escritura rongo rongo según Thor Heyerdahl 

Aunque algunos investigadores muestran dudas sobre esto, criticando que únicamente se base en similitudes no contrastadas, lo cierto es que es un dato sorprendente, que hace dispararse la imaginación y aumentar la fascinación por la isla y la historia de sus habitantes.

Uno se pregunta cómo es que aquel lugar remoto, el último al que supuestamente llegaron los polinesios en sus barcas, sea precisamente el que alberga una sofisticación mayor en materia de técnica, y, quizá, de civilización. 

¿Cómo es que el lenguaje hallado en las tablillas, esa escritura presuntamente emparentada con la del Valle del Indo, sólo haya sido encontrada en la isla de Pascua, y no haya ni rastro de ella en el resto de la Polinesia? ¿De dónde procedía todo el conocimiento que permitió levantar los moáis? ¿Por qué otros polinesios, supuestamente emparentados con los pascuenses, no tuvieron esa necesidad?.

Es una pena que no haya una Piedra Roseta para el lenguaje Rongorongo. Su hallazgo supondría poder descifrar las tablillas, y quizá, con un poco de suerte, dar respuesta a estos y otros misterios que tanto nos apasionan y nos hacen soñar. Seguiremos pendientes de la isla y de lo que aún tiene que ofrecernos


El “alfabeto” de la isla de Pascua, constituido por una serie de líneas rizadas y de dibujos sobre tablillas de madera, es un ejemplo notable de lenguaje escrito que desapareció a consecuencia de la decadencia de una cultura. 

Debido a la despoblación y a la conquista, los descendientes del pueblo que las escribió sabían que estaban escritas, pero no podían leerlas.Estas tablillas no han sido aún traducidas y tal vez no lo serán hasta que se encuentre una clave o alguna referencia que pueda traducirse. 

No obstante, la escritura de la Isla de Pascua muestra un sorprendente parecido con la del valle de Indo, utilizada en las grandes ciudades de Mohenjo Daro y Harappa, en el actual Paquistán, hace más de 5000 años.

Al compararlas se obtiene una evidencia visual bastante convincente en cuanto a que están relacionadas, pero, puesto que la del valle del Indo tampoco ha sido descifrada, el misterio de su relación y significado sigue siendo tan profundo como siempre. Comparación de muestras de escritura del valle del Indo y de la isla de Pascua, que revelan una extraordinaria similitud, aunque los lugares en que fueron utilizadas estaban separados por miles de kilómetros......

fuente:http://veritas-boss.blogspot.com.es/2012/05/enigma-atlante.html#!/2012/05/enigma-atlante.html


La Antártida, el continente por descifrar

Los científicos se esfuerzan en comprender su formación y el porqué de la existencia de vida en un ambiente tan extremo. Alberga la mayor cantidad de agua dulce del Planeta, pero la vida que se desarrolla bajo la capa helada de este continente representa uno de los principales retos y enigmas a los que se enfrenta la ciencia. Son los misterios de la Antártida.


Desde que fue descubierta a principios del siglo XVII, la Antártida ha despertado la curiosidad de aventureros e investigadores. Conocido como 'el sexto continente', cuenta con el promedio de humedad y la temperatura más bajas de la Tierra. 

Asimismo, el 80% de las reservas de agua dulce del planeta se concentran en el Polo Sur, en territorio antártico, en esta masa helada de forma casi circular de 14 millones de kilómetros cuadrados de superficie (cuatro veces los Estados Unidos), que constituye un ecosistema singular de la Tierra. 
Porque, además de su importancia estratégica por la concentración del líquido del cual depende la vida, tal y como la concebimos, la Antártida alberga numerosos secretos que la Ciencia todavía no ha podido explicar. 

Las dos gruesas capas de hielo, que llegan a los cuatro kilómetros de espesor en algunos puntos, que cubren la práctica totalidad de la masa continental de la Antártida atraen la presencia de numerosos grupos científicos de investigación y han desplazado los objetivos de los trabajos que se desarrollaban bajo su superficie. La geografía – los descubrimientos geográficos- ha dado paso a la geología y a la biología para desentrañar los mecanismos que posibilitan la vida en este continente.

Asimismo, desde la Antártida llega una valiosa información sobre los efectos que el calentamiento global pueden provocar en la Tierra. Según los datos de la NASA, el agujero de ozono sobre esta zona alcanzó su máximo anual el pasado 16 de septiembre, llegando a ocupar una extensión de 24 millones de kilómetros cuadrados. La agencia espacial norteamericana también subraya que el deshielo de su base supone un 55% de la pérdida de estas plataformas de hielo flotante. 

Pero uno de los misterios aún sin resolver es el de los inicios de su formación. Hasta ahora se pensaba que comenzó hace 34 millones de años años, pero los análisis de rocas encontradas en el Mar de Scotia, revelan la existencia de un arco volcánico, que se originó hace más de 28 millones de años, que pudo bloquear la formación de esta Corriente Circumpolar Antártica hasta hace menos de 12 millones de años. Esta corriente es la que aísla al continente de las aguas cálidas procedentes de Asia y le permite mantener la capa de hielo. 


La vida bajo el hielo 

Otro grupo de enigmas sin descifrar lo forman la cantidad de organismos -la mayoría microscópicos- que han podido desarrollarse en un ecosistema tan extremo que alcanza unas temperaturas que pueden superar los 80 grados bajo cero en algunas zonas. 

Hasta 3.500 secuencias diferentes de ADN se han podido identificar en el lago Vostok, el mayor depósito acuático subglacial de la Antártida. Restos biológicos y comunidades bacterianas alimentan la curiosidad de investigadores y científicos, que intentan catalogar las especies que puedan vivir en el continente en sucesivas expediciones científicas que se van organizando desde diversos países. 

Asimismo, descubrimientos como estructuras rocosas con forma piramidal incentivan las hipótesis más curiosas acera de que antes de la glaciación -o incluso durante el proceso- su superficie menos helada -entonces- albergaba numerosos tipo de vida desarrollada y ¿por qué no? La presencia humana. Una soñada civilización de la cual no se han encontrado vestigios.

El lago Vostok de la Antártida podría contener vida extrema

Muy por debajo de la superficie de la capa de hielo de la Antártida oriental existe un mar de agua que abarca 257 kilómetros de largo por 48 km. de ancho, conocido como el lago Vostok.

Justo encima de él, por lo que tomó su nombre, está estación de investigación Vostok, construida por la antigua Unión Soviética en 1957 y ahora mantenida operativa por Rusia. Incluso para los estándares de la Antártida, resulta un lugar brutal, con el dudoso honor de poseer el récord de temperatura más baja medida en cualquier parte del planeta, la friolera de -89 grados Celsius.

Durante los últimos 23 años, con una pausa entre 1998 y 2004, se ha ido perforando un agujero hacia abajo desde esta ubicación en las antiguas capas de hielo. Los indicios de que podría haber una vasta masa de agua en el subsuelo aumentaron en los años de 1950 y 1960. Un georradar terrestre confirmó más tarde estas sugerencias, y el Lago Vostok, con sus 5.419 km. cúbicos de agua líquida, se desveló a unos dos kilómetros y medio por debajo del hielo.

Pronto quedó claro que se trataba de un entorno sellado de la superficie de la tierra, y aunque el agua del lago haya podido ir cambiando lentamente por la dinámica del hielo profundo de la Antártida, este proceso bien podría haber llevado más de 10.000 años. También es posible que el sellado hidrostático haya mantenido el lago realmente aislado durante millones de años.

Desprovisto de luz, pero probablemente repleto y sobresaturado de oxígeno y otros gases, se especula que Vostok haya sido durante mucho tiempo un hábitat potencial para ecosistemas únicos de vida de microbios extremófilos (y quién sabe qué más). A pesar de los riesgos evidentes de contaminación de lo que puede ser un ambiente prístino y frágil, los científicos rusos, ocho años después, quieren reanudar la perforación en la parte superior del lago. El agua a presión subida desde el lago a través del pozo se congela, formando un tapón. Cuando los científicos vuelvan este otoño, tendrán que deshacer el tapón y verificar si hay signos de vida.

Es una aventura tan excitante como preocupante, al pensar que hayamos metido la pata en otro ecosistema irreemplazable. Si tenemos suerte, lo que podamos aprender sobre el mundo perdido del lago Vostok podría dar un impulso científico para el estudio de los increíbles océanos que existen bajo la superficie de otras planetas de nuestro sistema solar, p.ej. en Europa de Júpiter, Ganímedes, y los misteriosos géiseres de Encelado. Es posible que lo que está sucediendo en la estación de Vostok hoy día, sea el comienzo de un próximo capítulo en la búsqueda de vida en el universo.

Fuentes:

http://www.tendencias21.net/La-Antartida-el-continente-por-descifrar_a25998.html

El secreto de los Montes Bucegi

En el verano de 2003, en una àrea inexplorada de los Montes Bucegi, una sección del Servicio de Inteligencia de Rumania, SRI, el llamado Departamento Equipo Cero, hizo un descubrimiento muy significativo, que podía cambiar completamente el destino de la humanidad.


Las monumentales presiones que los Estados Unidos ejercieron sobre el gobierno de Rumanía para que este descubrimiento no se diera a conocer al mundo, llevó a un acuerdo temporal entre ambos países y a una inusual colaboración científica y militar. La situación se complicó más a raíz de la interferencia brutal del orden de los Illuminati, quienes intentaron tomar el control tanto del lugar del descubrimiento como de la expedición rumanoamericana.

Caesar Brad, el experto que dedicó años de investigación a los fenómenos extraños, director de las operaciones estratégicas de máxima importancia del estado rumano, es el héroe de los increíbles acontecimientos que ocurrieron en los Montes Bucegi, y también de dos memorables encuentros con un alto representante de los Illuminati y miembro del grupo Bildeberg...



Tunguska, un siglo de misterio

Cien años han pasado de la explosión de origen desconocido que arrasó una zona de 50 kilómetros de diámetro en Tunguska, una remota zona de Siberia, explosión que se conoce con el nombre de evento de Tunguska. Esta explosión fue tan potente que fue detectada por sismógrafos en toda Asia y Europa e incluso llegaron a medirse en Londres las variaciones de presión atmosférica que causó.

El polvo arrojado a la atmósfera por este evento hizo que durante varios días las noches fueran tan brillantes en parte de Rusia y Europa que se podía leer sin luz artificial. No fue hasta 1921 cuando se realizó la primera expedición a la zona para investigar el fenómeno in situ y ni esta ni ninguna de las expediciones posteriores fueron capaces de encontrar un cráter, por lo que la teoría más aceptada en la actualidad es que un cometa pequeño o a lo mejor solo un fragmento de uno penetró aquel día en la atmósfera terrestre y explotó en el aire con una potencia equivalente a la de 12 megatones a 8 km de altura.

La destrucción en la superficie habría sido causada por la ondas de choque y térmica subsiguientes a la explosión del cometa o fragmento.


El evento de Tunguska no ha sido único en la historia y se conocen al menos otros dos similares, el evento del Mediterráneo Oriental del 6 de junio de 2002 y el evento de Vitim del 22 de septiembre de 2002, evento este último en el que a posteriori se detectaron importantes cantidades de radiación residual.

Por supuesto, hay teorías bastante más peregrinas sobre el origen de este evento como las que recoge Luis Alfonso Gámez en El misterio de Tunguska, donde recoge también la afirmación de Agustín Sánchez Lavega, director del grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco, quien dice que San Petersburgo escapó de la destrucción hace cien años por cuatro horas y 3.790 kilómetros.

La más llamativa corresponde al ingeniero ruso Yuri Labvin, quien asegura haber encontrado los restos de lo que habría sido un OVNI basado en siliciuro, una aleación de minerales inexistente en nuestro planeta. Según este ufólogo, una nave extraterrestre habría intentado evitar un desastre catastrófico para la Tierra, arrojándose hacia el meteorito antes de que este impactara sobre nuestro planeta. Otras teorías hablan sobre explosiones nucleares, incluso antes de que fuera posible crearlas.

Mientras tanto, las investigaciones científicas a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, propusieron explicaciones más concretas, desde la posibilidad de un choque entre materia y antimateria, hasta la creación de un pequeño agujero negro. Sin embargo, el impacto de un meteorito sigue siendo la hipótesis con mayor aceptación.

Hoy en día, la Universidad de Bologna, en Italia, avanza sobre la idea de que el lago Cheko, a unos 8 km del epicentro de la explosión, podría ser, en realidad, el cráter formado por el objeto que cayó del cielo hace 100 años.

El 'hombre de los hielos' tiene 19 parientes vivos en Austria

La búsqueda de descendientes de Ötzi, una momia descubierta en los Alpes entre Austria e Italia y que vivió hace 5.300 años, ha culminado con éxito. Los científicos han hallado 19 parientes vivos del conocido como hombre de los hielos, todos ellos austríacos. 




Desde que fuera hallada, en 1991, la momia ha sido estudiada por varios científicos en busca de pistas que pudieran revelar la naturaleza del mundo en que vivía. Además, se ha intentado encontrar la causa de su muerte. La teorías van desde una herida de flecha, a un golpe en la cabeza. 

En 2012 los científicos anunciaron que habían descifrado el genoma completo de Ötzi y que en su ADN se había descubierto una mutación genética que los científicos querían encontrar en personas vivas en la actualidad. Así, científicos del Instituto Nacional de Medicina Legal de la Universidad Médica de Innsbruck, Austria, compararon el ADN de Ötzi con las muestras de 3.700 donantes de sangre, logrando identificar a estas personas genéticamente relacionadas con el hombre momificado. 

Los investigadores han explicado que hay posibilidades de identificar a más familiares de Ötzi en las región suiza de Engadina y en Italia. De hecho, el trabajo ha encontrado colaboradores en estos dos países y, según ha indicado uno de los autores, Walther Parson, ya hay voluntarios que han prestado su sangre para continuar investigando. 

Los estudios sobre el hombre de hielo han revelado que tenía la enfermedad de Lyme (una dolencia infecciosa transmitida por las garrapatas), que tenía 46 años de edad en el momento de su muerte y medía algo más de 150 centímetros. Sus contenidos estomacales indicaron que tenía una dieta rica en carne, un hecho que también certifican el arco y la flecha encontrados junto a su cuerpo.

http://www.lavanguardia.com/vida/20131015/54391979157/hombre-hielos-parientes-vivos-austria.html

¿Que son los Nadis?

Según la filosofía del yoga, los nadis son canales etéricos (éter en sánscrito: akasha),distribuidos en todo el cuerpo (al cual en cierto modo compondrían como haciendo un entretejido), a través de los cuales fluiría el prana o energía vital.
En la medicina china-especialmente en la acupuntura, y sus derivaciones, los nadis se relacionan con los “meridianos” o “qing” o ‘king’ ,y el Prana con el Qi (la energía).

Los antiguos tratados mencionan tres nadis principales que reciben el nombre de Sushumna, Ida y Pingala. La interrelación de estos canales se simboliza con el caduceo de Mercurio/Hermes.

La purificación de los nadis es buscada mediante ciertas posturas yóguicas (asanas) y ejercicios respiratorios (pranayama). La obstrucción de los nadis tendría como consecuencia la mala salud.

Estos tres canales están directamente relacionados con el ascenso del poder serpentino de Kundalini, fundamental en las prácticas de tantra.
Hatha Yoga proviene del sánscrito, en donde Ha significa “Sol” y Tha significa “Luna”, y Yoga que significa “Unión”; por lo tanto es la Unión del Sol y de la Luna.

Esto hace referencia a dos principios complementarios operantes en toda manifestación material y de vida, estos son un principio dinámico, positivo, solar, activo, masculino, y otro principio estático, negativo, lunar y femenino. Básicamente es la dualidad en todas las manifestaciones, dualidad que lejos de tener un aspecto valorativo, indica más bien complementariedad en todas las cosas (masculino-femenino, positivo-negativo, dinámico-estático, etc.).

Desde el punto de vista de las energías vitales o prana que circulan en el cuerpo astral, hace referencia a los dos nadis o tubos de energía vital que se extienden a ambos lados del Sushumna Nadi y que se corresponden en el cuerpo físico con las cadenas de ganglios simpáticos... 

En el principio, un único hombre

El hallazgo de un extraño cráneo de 1,8 millones de años de antigüedad en Dmanisi, Georgia, puede transformar profundamente lo que creíamos saber sobre la evolución humana. Estos restos espectaculares, conocidos como Cráneo 5, se distinguen por combinar una pequeña caja craneal con grandes dientes y una mandíbula prominente, alargada y simiesca, rasgos que hasta ahora nunca habían sido observados juntos en un hombre primitivo. Además, no están solos. Junto a ellos han aparecido fósiles de otros cuatro individuos, supuestamente de la misma época, con características diferentes. 

Según sus descubridores, un equipo de paleontólogos de Georgia, Suiza, Israel y EE.UU., el conjunto indica que los libros de texto están equivocados, y que todos los primeros miembros de nuestro género Homo -bautizados como Homo habilis, Homo rudolfensis y Homo erectus, entre otros- pertenecían en realidad a una misma especie que salió de África. Sus diferencias solo eran de apariencia externa, igual que los seres humanos contemporáneos podemos tener un aspecto bastante distinto unos de otros… y todos somos sapiens.



Las atrevidas conclusiones del trabajo, que la revista «Science» destaca en portada, no están exentas de polémica. El fantástico Cráneo 5, el más completo jamás encontrado de un antiguo homo, es en sí mismo todo un enigma. Tiene una composición tan rara y única que «si hubiéramos encontrado la caja craneal y la cara separadas en diferentes lugares de África, los podríamos haber atribuido a diferentes especies», apunta Christoph Zollikofer, del Instituto y Museo de Antropología de Zúrich (Suiza), coautor del estudio. Para su colega Ian Tattersall, del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, se trata de un «fósil icónico, uno de los más importantes jamás descubiertos». 

La mandíbula alargada, seguramente patológica, se encontró cinco años antes que el cráneo, en el año 2000, pero cuando ambas partes se juntan forman una calavera admirablemente formada, que los investigadores creen que pertenecía a un macho. La caja craneal tiene 546 centímetros cúbicos (la de un ser humano moderno es de 1.350 cm cúbicos y la de un Australopithecus, 450), lo que sugiere que su propietario tenía un cerebro pequeño a pesar de las proporciones de sus miembros, parecidos a los nuestros. 

La primera vez que los científicos vieron el cráneo completo les pareció similar al de un Australopithecus, ya que es realmente «una cara muy primitiva», pero pronto se dieron cuenta de que tenía elementos claramente Homo. Por si el rompecabezas no fuera lo suficientemente complicado, junto al Cráneo 5 fueron descubiertos los restos (cráneos y esqueletos parciales) de otros cuatro primeros ancestros humanos del Pleistoceno temprano, poco después de que los primeros Homo divergieran del Australopithecus y se dispersaran fuera de África. Se trata de un macho mayor desdentado, otros dos machos adultos, una hembra joven y un adolescente de sexo desconocido. El grupo vivía cerca de un río y utilizaba toscas herramientas de piedra para matar y despedazar animales, incluso peligrosos carnívoros como tigres dientes de sable y leopardos gigantes extintos a los que se enfrentaban habitualmente. Las armas de caza y los restos de sus presas han aparecido junto a ellos en el yacimiento.


Los individuos pudieron morir a la vez por asfixia debido, quizás, a las cenizas de una erupción volcánica que los obligó a penetrar al abrigo de una cueva, una de las hipótesis que baraja la ciencia. Por su parte, el geoarqueólogo Reid Ferring, de la Universidad de North Texas, en Denton, cree que lo esqueletos fueron depositados en un intervalo de tiempo de un par de siglos, como mucho. Después, la cueva se colapsó. Los cinco de Dmanisi «parecen muy diferentes entre sí, por lo que era tentador anunciar que son especies distintas -explica Zollikofer-. Sin embargo, sabemos que vivieron en el mismo lugar y en el mismo tiempo geológico, por lo que podrían, en principio, representar la población de una única especie». 

Los investigadores creen que tienen entre sí las mismas variabilidades físicas que pueden encontrarse en diversos fósiles africanos tradicionalmente clasificados en tres especies diferentes (erectus, habilis y rudolfensis). El «Homo temprano» Para el paleoantropólogo David Lordkipanidze, del Museo Nacional de Georgia en Tbilisi, «las diferencias entre estos fósiles de Dmanisi no son más pronunciadas que las que existen entre cinco humanos modernos o cinco chimpancés», según han podido comprobar tras analizar la forma de los cráneos con métodos de tecnología 3D. En lugar de varias especies de Homo ecológicamente especializadas, los autores creen que existió una sola -un único linaje capaz de hacer frente a una variedad de ecosistemas- surgida en el continente africano. Pero, ¿cuál era esa especie? ¿Cómo podía llamarse? En un principio, la cuestión supuso un problema para el equipo. Mirando los rasgos particulares, la mandíbula superior del Cráneo 5 se parecía más al Homo habilis de Etiopía de hace 2,3 millones de años. Pero también compartía rasgos con el Homo erectus, como los grandes surcos de las cejas, así que se decidieron por bautizarlo como Homo erectus ergaster georgicus, que reconoce una forma local del Homo erectus. 

Sin embargo, el equipo, cauto a la hora de proponer un nombre, ha preferido quedarse con uno menos comprometido y mucho más ambiguo: el «Homo temprano». Si los investigadores están en lo cierto, nuestro sistema de clasificación para estos primeros ancestros nunca podrá ser el mismo. «No importa cómo lo llames, este cráneo y los otros de Dmanisi son algunas de las mejores evidencias que tenemos de cómo, dónde, cuándo y por qué los humanos evolucionaron», afirma a «Science» el paleontólogo Fred Spoor, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania. Con seguridad, estos fósiles todavía tienen mucho que decir.

Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: En el principio, un único hombre http://www.mysteryplanet.com.ar/site/?p=6619

El Proyecto Genoma

El genoma humano

El diccionario define GENOMA como el conjunto de genes que especifican todos los caracteres que pueden ser expresados en un organismo.
Un genoma es todo el material genético de un ser vivo. Es el juego completo de instrucciones hereditarias para la construcción y mantenimiento de un organismo, y pasar la vida a la siguiente generación.
En la mayoría de los seres vivos, el genoma está hecho por un químico llamado ADN. El genoma contiene genes, empacados en cromosomas y afectan características específicas del organismo.

Imagine esta relación como un juego de cajas chinas una dentro de otra. La mayor representa el genoma. En su interior, una menor contiene los cromosomas, y en el interior de ésta la caja que representa a los genes. Dentro de ésta, finalmente, está la menor, el ADN.
En resumen, el genoma se divide en cromosomas que contienen genes y los genes están hechos de ADN...



Origen de Proyecto Genoma

Aunque antes de los años 80 ya se había realizado la secuenciación de genes sueltos de muchos organismos, así como de "genomas" de entidades subcelulares (algunos virus y plásmidos), y aunque "flotaba" en el entorno de algunos grupos de investigación la idea de comprender los genomas de algunos microorganismos, la concreción institucional del PGH comenzó en los EEUU en 1986 cuando el Ministerio de Energía (DOE), planteó dedicar una buena partida presupuestaria a secuenciar el genoma humano, como medio para afrontar sistemáticamente la evaluación del efecto de las radiaciones sobre el material hereditario. El año siguiente, tras un congreso de biólogos en el Laboratorio de Cold Spring Harbor, se unió a la idea el Instituto Nacional de la Salud (NIH), otro organismo público con más experiencia en biología (pero no tanta como el DOE en la coordinación de grandes proyectos de investigación).

El posterior debate público tuvo la habilidad de captar la imaginación de los responsables políticos, y ofrecer el atractivo de que no sólo el PGH era el gran emblema tecnocientífico de finales de siglo, sino que uno de sus fines explícitos era desarrollar tecnologías de vanguardia y conocimiento directamente aplicable (no sólo en el campo de la biotecnología) que asegurarían la primacía tecnológica y comercial del país en el siglo XXI. En 1988 se publicaron informes de la Oficina de Evaluación Tecnológica del Congreso (OTA) y del Consejo Nacional de Investigación (NRC), que supusieron espaldarazos esenciales para dar luz verde a la Iniciativa...