Cinco ruinas misteriosas que antecedieron a las civilizaciones conocidas

Crece la evidencia sobre la existencia de culturas prehistóricas con un nivel tecnológico mucho más avanzado del que podrían imaginar los científicos actuales.

Recientes descubrimientos de artefactos y pirámides en diferentes partes del mundo ponen en entredicho la fiabilidad de la cultura prehistórica contemporánea. 

Echando un vistazo a los últimos lugares descubiertos, crece la evidencia sobre la existencia de civilizaciones prehistóricas con un nivel tecnológico mucho más avanzado del que podrían imaginar los científicos actuales.

Gobekli Tepe, se cree que es el sitio más antiguo de adoración y una serie de inmensas piedras megalíticas que se extienden por 20 acres y fechado antes de Stonehenge por unos 6,000 años, fechándolo en unos 12,000 de antigüedad. 

1. Pirámide de Bosnia, la más antigua del mundo: 25.000 años

Los resultados de la prueba de carbono demuestran que la Pirámide de Bosnia tiene 25.000 años de antigüedad.

Dos arqueólogos italianos, el Dr. Ricarrdo Brett y Niccolo Bisconti, encontraron el año pasado dentro de la pirámide un trozo de material orgánico. Consiguieron datar el material con carbono y con ello la pirámide, demostrando que su antigüedad superaría en 20.000 años las civilizaciones sumerias y babilónicas consideradas hasta la fecha las más antiguas del mundo.

Cuando la Pirámide de Bosnia fue descubierta en el 2005, los investigadores solo pudieron constatar que la edad de la tierra vegetal que cubría la misma, era de unos 12.000 años.

El Dr. Semir Osmanagich, perteneciente al grupo investigador de la Pirámide de Bosnia, hizo las siguientes declaraciones al canal de televisión NTD: “Los materiales orgánicos encontrados en la Pirámide Sol y sus análisis biológicos nos muestran que la pirámide, con más de 12.000 años de antigüedad es la más antigua del planeta”.

Como la pirámide estaba cubierta de tierra y vegetación, la gente creyó que solo era un cerro hasta que su estructura de piedra fue descubierta. Se le conocía como el Cerro Visoko.

Aunque muchos científicos locales de Osmanagich la respaldan, hay escépticos. Boston Robert Schoch, geólogo de la Universidad Smithsonian que pasó 10 días en el lugar, dijo a magazine en 2009 que la pirámide es una formación natural. Paul Heinrich, un geólogo de arqueología en la Universidad Estatal de Luisiana estuvo de acuerdo. Heinrich dijo al Smithsonian: "La forma del terreno [Osmanagich] dice que es una pirámide en realidad  bastante común. ... Es llamada 'flatirons' (edificio triangular) en Estados Unidos y ves muchas de ellas en el Oeste".

Enver Buza, un topógrafo del Instituto Geodésico de Sarajevo afirmó en un artículo que la pirámide está "orientada hacia el norte con una precisión perfecta", informó el Smithsonian. Algunos dicen que el caso de las pirámides de Bosnia se utilizó con fines políticos.

2. Gobekli Tepe, Turquía: 11.000 años de antigüedad

El complejo prehistórico de Gobekli Tepe, al sur de Anatolia (Turquía), está construido con masivas piedras megalíticas son unos 6.000 años más antiguas que las de Stonehenge. El arqueólogo Klaus Schmidt considera que es el lugar más antiguo de adoración, con más de 11.000 años, construido en una época donde, según la teoría científica, el hombre no había desarrollado aún la agricultura.

El arqueólogo de la Universidad de Stanford, Ian Hodder,  declaró a la Revista Smithsonian que las estructuras prehistóricas de Gobekli Tepe podrían hacer cambiar los fundamentos científicos tradicionales sobre la cultura prehistórica.

“El fechado está claro, no hay ninguna duda al respecto”, dijo Schmidt en una entrevista radial de la Red Ice Creations. Con una combinación de fechado por carbono y usando la edad de las estructuras circundantes, Schmidt se sentía optimista al valorar que Gobekli Tepe tendría como mínimo 11.000 años de antigüedad.

“El hecho sobresaliente es que no esperábamos que una sociedad dedicada a la caza y a la agricultura pudiera ser capaz de lograr la tremenda operación del transporte de un megalito”, afirmó.

Con escaneos de radar en el subsuelo de la zona, Schmidt y su equipo constataron que al menos otros 16 anillos están aún enterrados a lo largo de 8,9 hectáreas de terreno, según el artículo del Smithsonian del año 2008. Aún hay trabajo para 50 años, dijo.

En los megalitos se encuentran tallas de imágenes de buitres, aves acuáticas, arañas y muchos otros animales.

3. Monumento Yonaguni, Atlántida del Japón: 8.000 años

Algunos creen que fue levantado hace más de ocho mil años, antes de la última Edad de Hielo. Una inmensa estructura frente a la isla japonesa de Yonaguni que fue mencionada como evidencia de una cultura avanzada, floreció miles de años antes de lo que afirman los textos escolares actuales.

El periodista británico Graham Hancock y el profesor Masaaki Kimura de Ryukyus, Okinawa, estudiaron la estructura después de ser descubierta por un buzo en 1987.

Kimura y Hancock están de acuerdo en que seres humanos construyeron la estructura o modificaron una formación natural.

“Parece un monumento“, dijo Hancock  a la BBC. “Tiene características muy curiosas, posee una serie de escalones y terrazas tallados a su lado. Está orientado según los cuatro puntos cardinales, mira hacia el sur, y tiene un rasgo profundo de estar corriendo de oriente a occidente. Posee todas las características de diseño de monumento ceremonial, ritual o religioso”.

El geólogo Robert Schoch de la Universidad de Boston discrepa de esa versión. En declaraciones a la BBC dijo que “hay partes que parecen hechas por el hombre, pero la manera como las piedras se partieron podía deberse a causas naturales“.

“Creo que debería ser considerado una estructura primordialmente natural hasta que haya más evidencias que lo contradiga, sin embargo, de ninguna manera siento que este sea un caso absolutamente cerrado”, escribió en una investigación en 1999.

“Esta enigmática estructura merece un estudio más detallado”, indicó.

4. Golfo de Khambhat, Israel: 9.500 años

En el fondo del lago Kinneret, Israel, también conocido como el Mar de Galilea, hay una estructura inmensa y enigmática que podría tener más de 9.500 años.

Fue descubierto por el Instituto Nacional de Tecnología Oceánica en el 2000 en el Golfo de Khambhat (anteriormente conocido como el Golfo de Cambay). La estructura circular hecha de peñascos y rocas abarca aproximadamente nueve kilómetros, sólo se ha explorado con radar ultrasónico y dragado. Al menos un artefacto subido por el dragado se fechó en 7.500 a. C., según la Universidad de Princeton. 

El sitio web de la Universidad de Princeton explica por qué algunos arqueólogos se niegan a aceptar la fecha con relación a la propia estructura: “El argumento principal de la queja es que  los artefactos del lugar fueron recuperados por el dragado, en vez de en una excavación arqueológica controlada. Esto lleva a los arqueólogos a afirmar que estos artefactos no pueden ser ligados definitivamente al lugar”.

Dani Nadel, arqueólogo en la Universidad de Haifa, perteneciente al grupo de trabajo de investigación del lugar comunicó en mayo a la Fox News: “Es muy enigmático e interesante, pero al final no sabemos de cuándo es, no sabemos a qué está conectado, no sabemos su función. Solo sabemos que está allí, que es inmenso, e inusual”.

Los trabajos de excavación del lugar podrían costar cientos de miles de dólares, según Fox News.

5. Camino Bimini: 12.000 años

Desde que fue descubierto en 1968, dos grupos de científicos están enfrentados con respecto al tema de la estructura submarina conocida como Bimini Road en las costas de las Bahamas.

Un grupo afirma que es una estructura hecha por el hombre con una antigüedad que oscila entre 12.000 y 19.000 años, refutando el conocimiento convencional de que las culturas avanzadas emergieron tan solo hace unos 5.000 años. El otro grupo afirma que es una formación natural.


El psicólogo convertido en explorador, el Dr. Greg Little hizo múltiples descensos documentando sus experiencias subacuáticas junto al arqueólogo, William Donato.

Donato explicó en un correo electrónico a La Gran Época que la línea de piedras forma una pared, conocida como rompeolas, construida para proteger un poblado prehistórico de las olas. Durante sus investigaciones marinas (documentadas con película y fotos), Donato y Little descubrieron que la estructura es de múltiples niveles incluyendo piedras de sostén, concluyendo que fueron puestas allí por seres humanos.

El dúo también dijo que encontraron piedras de anclaje con agujeros de cuerdas esculpidas en ellas y al menos a una piedra analizada más tarde en la universidad de Colorado se le encontró señales de herramientas, formas deliberadas, desgaste funcional, y características de erosión similar a pasos.

Little afirmó en un artículo en 2005 que en un análisis de activación de neutrón comparó piedras de las orillas cercanas con piedras de la Pared Bimini y mostró que las piedras de Bimini tenían menos micro elementos, sugiriendo que se formaron en otra parte y se transportaron a esa posición. 

El Dr. Eugene Shinn, un geólogo jubilado que trabajó para el Geological Survey  estadounidense durante 30 años, cree que Bimini Road se formó con piedras de playa, el clima de la región hizo que la arena y otros materiales de la orilla se cementen a la roca con relativa rapidez, creando “piedra de playa”, que fue cubierta por el agua cuando el nivel del mar se elevó.

Por Tara Maclsaac - La Gran Época