Ocho curiosidades de los espartanos

En la antigüedad el ejercito espartano causaba terror y admiración por igual. El agresivo sistema educativo y sus crueles leyes demográficas convirtieron a Esparta en una fábrica de feroces guerreros. La fascinación por esta Polis Griega ha llegado hasta nuestros días y películas como 300 han acrecentado aún más si cabe la leyenda de este temible ejército. Pero ¿Qué hay de realidad y qué de ficción? En este artículo vamos a intentar desgranar algunas de las características espartanas que más llaman la atención...






1. Sistema demográfico 

Una de las características que más llaman la atención era el cruel sistema demográfico espartano. Este era muy simple, si el nacido era varón cuando creciera se convertiría en un soldado, pero si este niño había nacido con algún síntoma de deficiencia o debilidad era abandonado en un desfiladero del monte Taigeto. Esto se hacía según los líderes espartanos para evitar que su raza se debilitara. 

2. Educación militar 

Todos los niños varones a partir de los 7 años comenzaban el entrenamiento militar, se formaban para la guerra. La instrucción era brutal, se entrenaban durante todo el día y la alimentación que les daban era muy pobre para así acostumbrarlos a las penurias. Además les instigaban para robar alimentos para mejorar su astucia, si estos eran descubiertos mientras robaban eran sometidos a un duro castigo, no por el hecho de robar, sino por el hecho de haber sido descubiertos. 

3. Los espartanos no trabajaban 

Los verdaderos espartanos o iguales, no trabajaban, consideraban indigno el trabajo manual y se dedicaban 100% a a la guerra. Para trabajar estaban los pereicos que eran habitantes de la periferia y los iliotas que eran esclavos de guerra. 

4. Los espartanos tenían que casarse obligatoriamente 

Entre los 20 y los 24 años los espartanos tenían que escoger a una mujer y casarse con ella, este casamiento era un mero trámite ya que el objetivo real era la procreación para continuar “fabricando” soldados espartanos, es por ello que en muchas ocasiones marido y mujer no se veían hasta que la mujer había dado a luz al hijo. 

5. Espartanos bisexuales 

Era normal la bisexualidad entre los espartanos, cuando un niño espartano cumplía los 7 años y entraba en la academia militar era “adoptado” por un adulto el cuál se encargaría de su educación y comportamiento. Las largas estancias dentro de las academias militares propiciaban en muchas ocasiones relaciones homosexuales y de pederastia. Esto era un hecho aceptado en Esparta y es por ello que durante la ceremonia del rapto (Previa al casamiento) se vestía a la mujer como un hombre, e incluso se la perfumaba de la misma manera para que así el futuro marido no extrañara las diferencias de lo que había vivido entre sus compañeros. 

6. En Esparta no existía el adulterio 

Un hombre podía incluso compartir esposa con otro hombre y quedarse los hijos engendrados de este último como hijos propios. 

7. Dieta espartana 

Cómo ya hemos hablado en el punto dos, la alimentación de los soldados era muy pobre durante el entrenamiento para acostumbrarlos a las peores situaciones posibles. Cabe destacar un “Plato típico” en concreto llamado Caldo Negro. El caldo negro era un plato tradicional elaborado a base de sangre de animales, vinagre, sal y especias. El asqueroso sabor de este brebaje infundia valentía y coraje en las tropas y se decía que si los Espartanos tenían tan poco aprecio por sus vidas era porque estaban dispuestos a morir por no volver a probar ese asqueroso caldo. 

8. Jubilación espartana 

Los espartanos sólo podían jubilarse si alcanzaban los 70 años, por norma general morían en batalla antes de llegar a esa edad. Morir en batalla estaba considerado un honor, es por eso que incluso después de haber sobrepasado los 70 años preferían seguir luchando para morir durante la guerra. 

Con estas 8 curiosidades podemos entender el miedo que tenían el resto de ejércitos a enfrentarse con los espartanos.