Nabta Playa el origen de la cultura egipcia

El hallazgo que más polémica ha levantado en el último tiempo en torno a la capacidad tecnológica de las primitivas culturas neolíticas, es el descubrimiento realizado en marzo de 1998 en la llamada Playa Nabta, al suroeste de Egipto, lindando casi con el desierto líbico. En aquel lugar existió un gigantesco lago cuyas aguas desaparecieron al comienzo del período histórico de Egipto en el año 3000 a.C...




Situado al suroeste de Egipto, Nabta Playa es el yacimiento neolítico catalogado como el complejo ceremonial prehistórico más antiguo del mundo. Nabta Playa es una gran cuenca situada en el desierto occidental de Nubia, a unos 800 km al sur del El Cairo y a 100 km al oeste de Abu Simbel, caracterizado por poseer el yacimiento astronómico megalítico más antiguo del mundo. Algunos arqueólogos creen que el pueblo de Nabta Playa fue el precursor de las primeras ciudades del Nilo que surgieron en Egipto.

Los arqueólogos llevan ya varias décadas trabajando en este yacimiento neolítico, donde sus primeros habitantes construyeron durante periodos húmedos pequeñas tumbas para personas y animales sagrados, algunas viviendas y lo que llama poderosamente la atención es un círculo que consta de treinta piedras dispuestas en círculo en cuyo interior hay otras seis piedras y cinco alineamientos megalíticos que se extienden a partir de un conjunto de piedras centrales. Por su antigüedad podrían ser anteriores o contemporáneas a las alineaciones de menhires de Francia o la Península Ibérica.

Un poco de historia…


Nabta Playa fue descubierta por el antropólogo americano Fred Wendorf junto a su colega Romuald Schild en 1974, que dieron a conocer que habían descubierto en el desierto occidental de Egipto el astronómico yacimiento megalítico más antiguo del mundo. A principio de la década de los noventa, entre 1991 y 1992 es cuando Wendorf y su equipo se dan cuenta de que muchos de los megalitos dispersos por el yacimiento, no estaban en su lugar original, sino que habían sido colocados de forma deliberada y que se sospechaba que tenían un significado ceremonial, cultural y de gran valor.

Los hallazgos arqueológicos indican que el sitio estuvo ocupado por personas entre el décimo y el octavo milenio a. C., porque en el siglo séptimo a.C. encontraron asentamientos grandes y organizados, debido a los pozos profundos de las fuentes de agua encontrados en el lugar. En cuanto a los restos humanos hallados y según su análisis, sugieren que estas personas emigraron de África su-sahariana. Los habitantes de Nabta Playa tenían sobre el suelo y la construcción subterránea de piedra, pueblos diseñados en los arreglos pre-planificados, y los pozos profundos que contenían agua durante todo el año.

Después de este gran descubrimiento, a finales del siglo XX, otros investigadores, como los antropólogos María Nieve Zedeno y Alex Applegate de reconocidas universidades de Arizona en los Estados Unidos y de la mano de su descubridor, se dieron a la tarea de reconstruir parte del yacimiento, en especial un círculo de piedra, al cual denominaron “Círculo Calendárico”, del que sospechaban que tenía alineamientos astronómicos, ya que su forma circular y su posible uso como calendario y observatorio indicaban que ya para la época podían haber ciertas nociones de geometría sagrada.

El “Círculo Calendárico” en cuestión tenía de hecho, alineamientos solares con el solsticio de verano y los equinoccios, sino que algunos de los alineamientos megalíticos cercanos que nacían de un conglomerado de grandes piedras, también estaban alineados astronómicamente al punto de ascenso de estrellas importantes como Alpha Canis Maior (Sirio), Alpha Ursa Maior (Dhube) y las tres estrellas brillantes del cinturón de la constelaciónn de Orión, a sabiendas que estas estrellas también habían sido las principales de la religión estelar de los antiguos egipcios.



A comienzo del siglo XXI, un ex físico de la NASA, Thomas Brophy realiza su propio estudio al calendario astronómico de Nabta Playa llegando a descifrar el círculo de piedra y megalitos cercanos. Brophy indicó en su momento que el círculo consiste en una plataforma de estrellas de fácil utilización, donde por ejemplo, las tres piedras en el círculo exterior representan el patrón exacto de las estrellas del cinturón de Orión antes del solsticio de verano. De igual forma, el físico ha destacado que quien creó Nabta Playa tenía conocimientos avanzados sobre la Vía Láctea, porque los trazados indican de forma correcta la posición y escala del Sol en la galaxia, siendo similares a los del mapa de esta galaxia realizados por Wendorf.

Los estudios en Nabta Playa han continuado, a pesar de su visible abandono en pleno siglo XXI, donde investigadores, arqueólogos y egiptólogos coinciden en que esta “joya” de gran valor debe ser reservada y resguardada como patrimonio ancestral, debiéndose realizar una gran labor similar a la efectuada en el Valle de los Reyes.

Un Cromlech es una estructura lítica formada por menhires gnomònicos clavados verticalmente en el suelo y que como conjunto adoptan una forma circular o elíptica  en torno a un punto central en el que algunas culturas encendían fuego.