Los cráneos alargados de Paracas

Como si la forma de los cráneos no era lo suficientemente misterioso, un reciente análisis de ADN realizado en algunos de los cráneos presentan uno de los resultados más enigmáticos e increíbles que desafían todo lo que sabemos sobre el origen y el árbol de la evolución humana. El científico que realizó la prueba declara que este cráneo es de una 'nueva criatura similar a la humana'...



Desde que fueron descubiertos en las profundidades de la desértica península de Paracas, en la costa sur de Perú, por el arqueólogo peruano Julio Tello en el año 1928, los cráneos de Paracas han creado un gran revuelo en la comunidad científica. Durante las excavaciones, Tello descubrió un cementerio complejo y sofisticado bajo el suelo áspero del desierto de Paracas.

En las tumbas enigmáticas, Tello descubrió un conjunto de restos humanos controvertidos que cambiaría para siempre la forma en que miramos a nuestros antepasados y nuestros orígenes. Los cuerpos en las tumbas tenían algunos de los más grandes cráneos alargados que se han descubierto en el planeta, llamado los Cráneos de Paracas. El arqueólogo peruano descubrió más de 300 misteriosos cráneos que se cree que eran de al menos alrededor de 3000 años de antigüedad.

Como si la forma de los cráneos no era lo suficientemente misterioso, un análisis de ADN realizado en algunos de los cráneos presentan algunos de los resultados más enigmáticos e increíbles que desafían todo lo que sabemos sobre el origen y el árbol de la evolución humana.



La deformación del cráneo: Una práctica religiosa antigua


Si bien varias culturas alrededor del globo practicaban la deformación del cráneo (elongación), las técnicas utilizadas eran diferentes, lo que significa también que los resultados no eran los mismos. Hay ciertas tribus de América del Sur que lo utilizaban en los cráneos de los bebés con el fin de cambiar su forma, lo que resultaba era una forma craneal drásticamente alargada que no se parecía a ningún de los seres humanos ordinarios. Mediante la aplicación de una presión constante durante un largo período de tiempo, las tribus antiguas se harían con una deformación craneal que también se puede encontrar en las culturas antiguas de África. Sin embargo, aunque este tipo de deformación craneal cambiaba la forma del cráneo, pero no alteraba el tamaño, el peso o el volumen craneal, todos los cuales son rasgos característicos de cráneos humanos regulares.

Aquí es donde los detalles sobre los Cráneos de  Paracas se pone interesante. Los cráneos de Paracas son cualquier cosa menos ordinarios. El cráneo de los cráneos de Paracas es al menos un 25% más grande y hasta un 60% más pesado que los cráneos de seres humanos normales. Los investigadores creen firmemente que estos rasgos no podrían haber sido logrados a través de los enlaces de la cabeza como algunos científicos sugieren. No sólo son diferentes en peso, los cráneos Paracas también son estructuralmente diferentes y sólo tienen una placa parietal mientras que los humanos normales tienen dos.

Pruebas adicionales


El director del Museo de Historia de Paracas envió cinco muestras de los cráneos Paracas para someterse a pruebas genéticas, y los resultados fueron impresionantes. Las muestras que consistían en el pelo, los dientes, la piel y algunos fragmentos de huesos craneales, dieron detalles increíbles que han alimentado el misterio que rodea a estos cráneos anómalos. El laboratorio de genética a donde se enviaron las muestras no fue informado de la procedencia de los cráneos con el fin de evitar 'resultados influenciados’. Curiosamente, el ADN mitocondrial, que se hereda de la madre, mostró mutaciones que eran desconocidos para cualquier hombre, de primate o animal encontrado en el planeta Tierra.

Brien Foerster, que ha sido el principal responsable en la reactivación del interés en estos cráneos alargados,  informó lo siguiente sobre las conclusiones del genetista: Tenía ADNmt (ADN mitocondrial) con mutaciones desconocidas en cualquier ser humano, primate, o animal conocido hasta ahora. Pero a los pocos fragmentos que fue capaz de secuenciar a partir de esta muestra, indican que si estas mutaciones sostienen que se trata de una nueva criatura similar a la humana, muy distante de Homo sapiens, neandertales y a los homínidos denisovanos. Según los informes, los individuos de los cráneos Paracas eran tan diferente biológicamente que habría sido imposible ‘cruzarse’ con los seres humanos. "No estoy seguro de que incluso encajarían en el árbol evolutivo conocido", escribió el genetista. 💀

El análisis forense de estos cráneos muestra que no estaban deformados. Hay muchos ejemplos de cráneos que han sido “deformados” en América del Sur, pero los cráneos que Foerster ha estado investigando son muy diferentes de esos cráneos. El hecho de que las características de los cráneos no son  el resultado de la deformación craneana  significa que la causa de la elongación es un misterio, y lo ha sido durante décadas.




Más datos


Se envió una muestra de pelo rojo de uno de estos cráneos a un laboratorio para ser analizadas. Las pruebas sobre esa muestra de pelo mostraron también que estos cráneos  no son humanos.
O por lo menos no son completamente humanos. La evidencia está comenzando a acumularse en esa dirección, pero hay que ser cautelosos y pacientes, y esperar todas las pruebas a venir.

«En un cráneo humano normal, debe haber una sutura que va desde la placa frontal… sobre la bóveda del cráneo que separa las placas parietales – las dos placas separadas – y la conexión con la placa occipital en la parte trasera», dijo el genetista. «Vemos muchos cráneos en Paracas que carecen completamente de una sutura sagital». Mientras que la ausencia de la sutura sagital puede ser atribuida a una enfermedad conocida como craneosinostosis, no hay pruebas de esta enfermedad presente en los cráneos de Paracas.

Los resultados fascinantes que rodean a los misteriosos cráneos de Paracas han llevado a muchas personas en todo el mundo a especular que el origen de todos estos cráneos no está relacionado solamente a las deformaciones craneanas, sino que, por el contrario, pertenecieron a individuos de una antigua especie que existió en la Tierra hace miles de años. Los informes de laboratorio de las nuevas pruebas de ADN están disponibles en el libro de LA Marzulli, titulado: «Nephilim Hybrids».

El mundialmente famoso proponente de Ancient Aliens y autor David Childress ha teorizado durante mucho tiempo que estos cráneos alargados son producto del contacto entre seres extraterrestres en o antes de la aparición de la cultura Paracas. Ha afirmado alternativamente que los cráneos de Paracas son o bien el resultado de los intentos de los humanos para emular estos visitantes extraterrestres, que pueden haber sido percibidos como dioses, o que ellos son los verdaderos extraterrestres. 💀

Fuentes: Wikipèdia-CIAMARStudio-CulturaParacas